Cerrar

955 796 095 Oficina de Atención al Ciudadano

Noticias

El espacio de la Torre Mocha, en el Castillo de Alcalá será objeto de obras de restauración e investigación arqueológica

El espacio de la Torre Mocha, en el Castillo de Alcalá será objeto de obras de restauración e investigación arqueológica

El Gobierno municipal da luz verde al programa de actividad arqueológica previo a la intervención en la alcazaba de esta zona del Recinto Fortificado,

Fecha: 10/09/2020

La recuperación integral de la torre Mocha, uno de los elementos más importantes del Recinto Fortificado alcalareño que destaca por su uso escénico y privilegiada ubicación hacia el casco urbano de la ciudad, ya está en curso. El Gobierno municipal ha dado luz verde a la adjudicación del estudio arqueológico previo, indispensable para dotar de rigor los trabajos en agenda de modo que se ajusten al nivel de protección integral en cuanto a actuaciones de restauración, conservación y consolidación de todo el complejo monumental.   

Una vez finalizado el estudio arqueológico y en el marco del Plan Almena 2, la Torre Mocha será sometida a obras de consolidación estructural y de reacondicionamiento, además de obras de cerramiento, solado y techado de algunas partes. Así mismo, se prevé la urbanización de los espacios libres circundantes, al objeto de potenciar su uso turístico y cultural.


Este sector del recinto fue objeto de una primera intervención arqueológica en 1989 y, más recientemente, el Ayuntamiento acometió obras urgentes de consolidación en el entorno y uno de sus lienzos. Ahora se plantea una nueva campaña de investigación arqueológica, que permite revisar las conclusiones de 1989, obtener nuevo conocimiento y sistematizar la interpretación del sector dentro del conjunto del recinto fortificado. Así como aportar los criterios necesarios para el planteamiento de los futuros trabajos de rehabilitación y puesta en valor.

La delegada de Patrimonio, Ángeles Ballesteros, se congratula de que “por fin podremos recuperar la Torre Mocha para el pueblo de Alcalá con todo su pasado, su esplendor, y lo haremos como es debido para resaltar todo el valor histórico y monumental de este elemento tan importante de la historia alcalareña”.


Los trabajos arqueológicos, con un plazo de ejecución efectivo de dos meses, han sido adjudicados a la empresa Inventia Estudios y Servicios por un importe de 15.700 euros. Incluyen la redacción y tramitación del correspondiente proyecto ante la Administración competente (Consejería de Cultura), la ejecución de trabajo de campo consistente en sondeos arqueológicos y análisis de las estructuras emergentes y la revisión y actualización del conjunto de la documentación e información existente, así como la integración de los nuevos datos obtenidos para completar la secuencia histórica del espacio intervenido.

La Torre Mocha se incluye dentro del Recinto Fortificado alcalareño, declarado Bien de Interés Cultural e incluido en el Inventario de Yacimientos Arqueológicos de Andalucía. En el ordenamiento urbanístico municipal, el Castillo forma parte del Catálogo de Protección del Patrimonio Histórico del Plan General de Ordenación Urbana, con un nivel de protección integral en cuanto a actuaciones de restauración, conservación y consolidación.

La Alcazaba de la Torre Mocha se localiza en el extremo oriental del Cerro del Castillo, y su traza actual formaba parte del complejo de la Puerta de Santa María, de acceso a la Villa Medieval. Se define como un recinto de planta poligonal, con doble acceso desde la zona oriental de la explanada alta de Santa María. El elemento más destacable es la propia “Torre Mocha”, situada en el extremo noreste del recinto, y cuyo nombre deriva de la ruina de su cámara superior, actualmente desaparecida. Como detalles singulares, tenemos constancia de la posible presencia de elementos de época romana, y consta por la documentación conservada que este espacio fue sede del Concejo de Alcalá durante la baja Edad Media.

El Recinto Fortificado de Alcalá de Guadaíra es uno de los principales exponentes de la arquitectura defensiva en Andalucía occidental, caracterizándose como un yacimiento arqueológico de especial interés para el conocimiento de la dinámica de implantación urbana en los rebordes del bajo Guadalquivir. Es asimismo una seña de identidad fundamental para Alcalá y sus habitantes, todo lo cual viene propiciando las numerosas intervenciones municipales de recuperación y puesta en valor desde finales de la década de 1990, que se han saldado con un importante aumento del número de visitas anuales al recinto.

Noticias relacionadas

Ver más noticias

Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recoger información sobre su navegación. Si pulsa "aceptar" o continua navegando consideraremos que admite el uso e instalación en su equipo o dispositivo. Encontrará más información en nuestra política de cookies.