Cerrar

955 796 140 Oficina de Atención al Ciudadano

Noticias

La salida del Plan de Ajuste abre una nueva etapa en el Ayuntamiento con mayor capacidad inversora

La salida del Plan de Ajuste abre una nueva etapa en el Ayuntamiento con mayor capacidad inversora

La gestión económica del ejecutivo local reduce la deuda un 81 por ciento desde 2012 y permite recuperar la autonomía financiera para la realización de nuevas inversiones en beneficio de la ciudadanía. La salida del Plan de Ajuste se produce tres años antes de lo previsto gracias al superávit de 8,6 Millones de euros conseguido en 2018.

Fecha: 19/07/2019

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ha salido del Plan de Ajuste suscrito en el año  2012 y se inicia de esta forma una nueva etapa en la gestión municipal. A partir de ahora el Ayuntamiento recupera su autonomía financiera y aumenta su capacidad para realizar inversiones que atiendan las necesidades de la ciudadanía y permitan crecer en servicios y dotaciones a la ciudad.
La salida del Plan de Ajuste es el resultado de una gestión económica más eficaz en los últimos años de las cuentas municipales por parte del Equipo de Gobierno, que ha logrado reducir la deuda municipal desde los 85 millones del año 2012 hasta los 16  millones en los que queda ahora.

El último paso ha sido la aprobación por el Pleno del destino del superávit de la liquidación del Presupuesto 2018 para la reducción del endeudamiento, en cumplimiento de la legislación vigente.  La aprobación se ha producido en el primer Pleno ordinario de este mandato y supone una medida clave para el nuevo gobierno de coalición. Se evidencia así que el nuevo ejecutivo da sus frutos y es rentable para la ciudadanía.
La propuesta salió adelante con los votos a favor de PSOE y Ciudadanos. Andalucía Por Sí y Vox optaron por la abstención, mientras que Adelante Alcalá y PP votaron en contra de la aprobación de esta medida que implica el cumplimiento de una obligación legal y que tiene como consecuencia directa la realización de más inversiones para mejorar la ciudad.

Concretamente, la liquidación del ejercicio 2018 ofreció un remanente positivo de tesorería de 8.690.505 euros que se destina a reducir el nivel de endeudamiento. De esta forma el remanente de tesorería es superior a la deuda que queda pendiente a amortizar correspondiente al Plan de Pago a Proveedores, actualmente inferior a 8 millones de euros. Los informes favorables de la Intervención sobre dicha propuesta de suplemento de crédito especifican que dichos créditos ni afectan a la regla de gasto, ni tendrán repercusión alguna en la capacidad de financiación municipal.

Culmina así el esfuerzo para salir del Plan de Ajuste adoptado para hacer frente a las facturas pendientes y a la situación económica generada por la caída de la actividad económica a consecuencia de la crisis. Esto suponía que la administración alcalareña se encontrara bajo la supervisión del Ministerio de Hacienda, según la fórmula impuesta para el Plan de Pago a Provedores. El Ayuntamiento logra de esta forma reducir el tiempo previsto para el Plan de Ajuste que se aprobó en principio para el periodo 2012-2022 y abandonar este mecanismo tres años antes de lo previsto.gráfico deuda

Esto significa que el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra recupera su autonomía financiera y puede dedicar los próximos excedentes presupuestarios a realizar inversiones financieramente sostenibles. Éstas se podrán destinar a nuevas infraestructuras urbanas,  mejoras en las dotaciones de los barrios, nuevos espacios públicos, reformas y mejoras en los centros educativos, nuevas instalaciones deportivas, vías de comunicación y otras medidas que redunden en mejoras para la ciudadanía.

Los ahorros logrados con la gestión de los últimos años podrán ir destinados a mejorar la calidad de vida de los vecinos y vecinas de Alcalá, tras varios años sin poder acometer este tipo de inversiones.   Así mismo, se recuperarán derechos de los empleados públicos municipales, como las ayudas sociales, al salir del sistema de control del Ministerio de Hacienda.

Este saneamiento financiero se ha producido sin merma en los servicios públicos, aumentado las prestaciones sociales, como los premios al mérito académico o las nuevas ayudas al alquiler de viviendas. Igualmente, a partir del año 2016, se ha reducido la carga fiscal a las familias alcalareñas con una reducción del Impuesto de Bienes Inmuebles.

A la reducción de la deuda se suman otras magnitudes financieras favorables que permiten medir la solvencia de gestión económica de una Corporación local como los remanentes de tesorería positivos o la disminución del periodo de pago a proveedores.

Alcalá cuenta con una situación financiera saneada, que permite afrontar el futuro con optimismo, con seguridad y con capacidad de hacer frente a las demandas de la ciudadanía y de las nuevas empresas que se instalan en nuestra localidad

A partir de ahora el Ejecutivo local tiene por delante nuevos retos importantes para la ciudad a corto plazo, como la aprobación de los presupuestos 2019 y 2020 que permitirán adaptar las cuentas municipales a la realidad de las necesidades de los habitantes de la ciudad y los nuevos proyectos de futuro, como las inversiones cofinanciadas de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI). Por ello, en este período de estabilidad del mandato 2019-2023 el Gobierno local seguirá trabajando con responsabilidad en sus obligaciones para lograr que las condiciones económicas sean las más favorables para la ciudadanía.

Noticias relacionadas

Ver más noticias

Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recoger información sobre su navegación. Si pulsa "aceptar" o continua navegando consideraremos que admite el uso e instalación en su equipo o dispositivo. Encontrará más información en nuestra política de cookies.