Cerrar

955 796 000 Oficina de Atención al Ciudadano

Noticias

EL MUSEO DE ALCALÁ CUENTA CON UNA SALA PERMANENTE DE PALEONTOLOGÍA

EL MUSEO DE ALCALÁ CUENTA CON UNA SALA PERMANENTE DE PALEONTOLOGÍA

Destaca la exposición del cetáceo descubierto en La Aceña de casi seis metros de envergadura entre fósiles de entre 7 y 4 millones de años (conchas, estrellas, dientes de tiburón o restos de elefante e hipopótamo) hallados en el término

Fecha: 06/03/2012

El Museo de Alcalá de Guadaíra ha abierto una Sala Permanente de Paleontología en la que se da a conocer el pasado geológico y biológico de la ciudad siendo la estrella el fósil de cetáceo, de casi seis metros de envergadura, hallado en la zona de La Aceña del término municipal.

Estos restos de fósiles de cetáceo de la familia Balaenopteridae del Messiniense superior (con más de 6,4 millones de años) se descubrieron hace tres décadas. En 2010 fueron cedidos por Joaquín Cárdenas Carretero al ayuntamiento para su estudio, conservación, protección y divulgación, y hoy se muestran como espectacular muestra del pasado submarino alcalareño.

 De hecho, la sala de Paleontología recoge el pasado de la Alcalá de hace entre 7 y 4 millones de años, cuando no existía tierra firme (entre el Mioceno superior y el Pleistoceno), y estos terrenos sumergidos formaban parte del Estrecho Norbético entre el Atlántico y el Mediterráneo. De ahí que frecuentemente se puedan observar entre los sedimentos, especialmente en el albero, fósiles de conchas marinas.

La exposición trata principalmente las formaciones neógenas marinas y de fósiles que éstas contienen, con un pequeño apartado para el Cuaternario. Así, la visita se organiza en una serie de vitrinas en las que se exponen los fósiles por grupos biológicos en orden creciente de complejidad anatómica.

La primera vitrina sirve de introducción, presentando las litologías existentes en la ciudad a modo de columna estratigráfica, algunas mineralizaciones y diferentes ejemplos de tipos de fósiles (corporales, moldes externos, internos, microfósiles, etc.). La segunda contiene pistas fósiles (restos de actividad de organismos), así como fósiles de briozoos, anélidos, corales y algas rojas.

En la tercera y la cuarta se exponen fósiles de moluscos divididos por grupos (bivalos, gasterópodos y escafípodos). Ya la quinta contiene fósiles de artrópodos, crustáceos (cirrípedos y cangrejos), y de equinodermos (estrellas y erizos).

El recorrido prosigue por la sexta vitrina con fósiles de vertebrados, incluyendo ejemplos de tiburones (dientes) y rayas, peces y mamíferos marinos. Es en este punto de la muestra donde destaca el cetáceo, que contiene restos que están formados por un neurocráneo parcialmente conservado y múltiples piezas del esqueleto postcraneal (vértebras lumbares y caudales, cervicales, discos intervertebrales y apófisis espinal). También se aprecia la escápula, el húmero y falanges del cetáceo, así como piezas de las costillas de esta ballena, además de otros fragmentos óseos que han sido montados expresamente para la exposición.

En la última parte del recorrido se dedica un espacio a los fósiles de mamíferos terrestres (elefante e hipopótamo) que vivieron en el Cuaternario (Pleistoceno) en los terrenos donde hoy se levanta Alcalá de Guadaíra.

La responsable municipal de Cultura y Patrimonio Histórico, Laura Ballesteros, ha explicado que “el patrimonio paleontológico es un bien cultural y científico, escaso e irrepetible, cuya propiedad, uso y disfrute deben ser colectivos”. Ha afirmado que “a las instituciones corresponde velar por él, protegerlo y ayudar a difundirlo, y a los ciudadanos concienciarnos de que su interés e importancia, más allá de su belleza, reside en la valiosa información que nos aporta acerca de la vida de nuestro planeta en el pasado, como clave para entender la vida en el presente, e incluso puede que en el futuro”.

Por ello la delegada ha agradecido muy especialmente la colaboración de particulares en la cesión de materiales expuestos (Joaquín Cárdenas Carretero, Ildefonso Bajo Campos, Manuel Vicente Maestre Galindo, Adriano Pineda Correa, José Manuel Segura Jiménez, y Pablo Maestre Gómez).

Sin embargo, este trozo del pasado de Alcalá para la vista de los ciudadanos no será el único. Según ha anunciado Ballesteros esta Sala de Paleontología es la primera parte de la exposición permanente de la historia de Alcalá que ocupará la planta baja del Museo, y que contará de aquí a un año con otras salas que se dedicarán exclusivamente a la Alcalá en la Prehistoria, la época medieval, y la Edad Moderna.

El Museo de Alcalá de Guadaíra abre todos los días de forma gratuita. Los horarios de visita son de lunes a viernes de 10h a 14h y de 18h a 21h (cerrado la tarde de los lunes), y los sábados, domingos y festivos de 12h a 14h y de 19h a 21h.

También se realizan visitas para grupos llamando al teléfono 95 562 19 64, de lunes a viernes de 10h a 14h.

El Museo de Alcalá está en el Parque Centro (calle Pepe Luces s/n), teniendo también entrada por la calle Juez Pérez Díaz s/n.



Noticias relacionadas

Ver más noticias

Eventos relacionados

Ver más eventos

Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recoger información sobre su navegación. Si pulsa "aceptar" o continua navegando consideraremos que admite el uso e instalación en su equipo o dispositivo. Encontrará más información en nuestra política de cookies.